Pensamiento y lucha de Eduardo López Rivas por la libre expresión está más vigente que nunca

Los restos del destacado periodista Eduardo López Rivas ya descansan en el nicho número 34 del Panteón Regional luego de realizarse este martes el acto de inhumación en este recinto, donde estuvo presente la directiva del Colegio Nacional de Periodistas (CNP) seccional Zulia, el Gobernador del estado, los diputados del Consejo Legislativo y las diversas autoridades regionales.

El Colegio de Periodistas, proponente del reconocimiento a este ilustre zuliano, estuvo representado por Leonardo Pérez Álvarez secretario general, Nikary Gonzalez, vice presidenta nacional, Letty Vásquez, secretaria de organización regional y Joanna Barboza, secretaria de finanzas.

Sobre la significación de tal reconocimiento Pérez Álvarez destacó: “Para el periodismo zuliano es motivo de regocijo este homenaje que se le hace a este pionero del periodismo en la región y el país, por lo que representó, por su gesta combativa y crítica ante el régimen gobernante de su época.  Con sus conocimientos e innovación tecnológica, avanzada para la época, pudo alzar la voz de protesta ante lo que consideraba un estado autoritario y que pretendía socavar la autonomía de las regiones. El gremio aplaude este acto a través del cual se honra el legado de López Rivas como insigne periodista, y por respeto a su lucha e ímpetu en la defensa de sus ideales, hoy invocamos al reconocimiento y valoración de nuestra profesión, abogamos por la apertura de la fuente de información oficial y por el respeto a la condición laboral de todos los colegas”.

Para el representante de los periodistas en la región la lucha contra la opresión y la censura política, que tanto condenó Eduardo López Rivas, hoy está más vigente que nunca. “El periodismo de hoy se enfrenta a diario a la censura, al cierre de medios y de espacios críticos, a una hegemonía oficial de la comunicación y a la persecución a quienes salen a las calles a buscar y difundir las noticias. Este reto nos debe unir, nunca amilanarnos, que en cada rincón surjan muchos López Rivas, periodistas valientes e innovadores defensores de la información transparente, responsable y crítica”.

La profesora y comunicadora social Alicia Pineda fue la oradora de orden, y en sus palabras destacó el valor  de este zuliano, quien desde muy joven incursionó en el periodismo literario y político. Entre 1873 y 1877 dirigió cinco periódicos diferentes en Caracas: El Semanario, La Antorcha, El Periódico, El Mensajero y El Boletín Mercantil. Estos periódicos publicaban artículos sobre política en abierta oposición al guzmancismo y por ello fueron clausurados por el gobierno uno tras otro.

El Diario el Fonógrafo fue su tribuna principal desde el Zulia, junto a otros intelectuales de la época, como Valerio Perpetuo Toledo, hacían una férrea e inteligente crítica al gobierno. Venezuela vivía bajo el autoritarismo del presidente Guzmán Blanco, cuyo régimen personalista atacó fuertemente la libertad de pensamiento. Por su espíritu crítico López Rivas sufrió abusos, persecuciones y prisión.

(Cortesia Cnp Seccional Zulia)

Leave a Reply