Garabato estrena “Aquiles, Zobeida y El Jardín de las Palabras Perfumadas”

El Teatro de Muñecos Garabato, adscrito la Secretaría de Cultura, estrena este viernes, 29 de julio, la lectura dramatizada “Aquiles, Zobeida y El Jardín de las Palabras Perfumadas”, de la autoría de José Molero. Esta actividad se realizará en el Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez, a partir de las 4:00 de la tarde con entrada completamente gratis.

AFICHE SEM

Antonia Chávez, directora de El Teatro de Muñecos Garabato, detalló que esta lectura dramatizada es el tercer trabajo que realiza la agrupación para incentivar la lectura en niños y jóvenes.

“Aquiles, Zobeida y el Jardín de las Palabras Perfumadas” cuenta con la participación de 10 actores en escena, acompañados con elementos de utilería, como homenaje al gran Aquiles Nazoa y a Zobeida Jiménez, La Muñequera. La musicalización está a cargo de José La Cruz, la muñequería y los elementos de utilería son de Ángelo Morales”, detalló Chávez.

Previo al montaje de esta lectura dramatizada, los integrantes del Teatro de Muñecos Garabato participaron en talleres con músicos de la talla de Eduardo Morales y Norvis Sánchez, todo lo relacionado con la música infantil venezolana.

De Aquiles Nazoa, como por ejemplo, se tomaron los poemas El Loco Juan Carabina y El Credo, los cuales fueron musicalizados. También temas de Alí Primera, como La piel de mi niña huele a caramelo, refirió la subdirectora de El Teatro de Muñecos Garabato, Mary Franco.

“Ellos nos sensibilizaron sobre la recopilación de nuestra música, nos orientaron, ofreciéndonos herramientas para afinar la voz, cantar, pero, sobre todo, sensibilizarnos por la música, para hacer unos titiriteros integrales”, manifestó  Franco.

Sostiene Mary Franco que a diferencia de los trabajos anteriores, esta nueva puesta en escena presenta la técnica de animación de objetos, música. “Sobre todas las cosas nos interesa la promoción de la lectura, por eso queremos llevarlo a plazas, escuelas, comunidades, entre otros espacios que promuevan la lectura, como a Biblioteca Pública “María Calcaño”, Librería del Sur y la Feria del Libro, entre otros.

La producción de “Aquiles, Zobeida y El Jardín de las Palabras Perfumadas está cargo de Mary Franco, subdirectora de El Teatro de Muñecos Garabato y la dirección de Antonia Chávez.

Sobre Zobeida y Aquiles

Zobeida Candelaria Jiménez de Ochoa nació en Píritu, estado Portuguesa, el día de La Candelaria en 1942. Durante una oportunidad afirmó tener tres edades: “la edad que me pone el gobierno, la que me ponen los médicos y la que yo creo tener, que son siete años”.

Estudió Comercio durante su primaria, pero como esa no era su vocación se inscribió en la Escuela Normal “Simón Rodríguez” de Valencia, donde se graduó de maestra en 1962. Eusebia, elaborada por doña Eusebia Montilla, hija del glorioso General, ha sido su consejera y compañera de viaje y fue quien la inspiró para hacerse creadora de muñecas.

En la década de los 70 empezó a hacer sus muñecas en la escuela cuando traía montones de retazos de tela e invitaba a los padres y a sus alumnos a realizar muñecas. Las técnicas pedagógicas utilizadas por Zobeida inducen a los niños, y a los adultos, a la liberación a través del juego y el contacto permanente con la naturaleza.

El trabajo manual que realizó con los trapos fue acompañado de la creación literaria, no sólo como escritora de poemas y manifiestos, sino como estimuladora para que otros también escriban testimonios sobre su infancia.

Zobeida La Muñequera ilustró libros, como el del poeta Eduardo Gallegos Mancera. Visitó muchas de las cárceles de Venezuela invitando a los reclusos a elaborar muñecas y cantar canciones, a encontrarse con su ternura oculta, abriéndoles de este modo las puertas de la imaginación.

Aquiles Nazoa perfila, por su parte, la noble sencillez de su verso, que consulta, con el brote de una gran lírica de espontánea vena y fresco ingenio, un maravilloso y tierno mundo poético que por su claridad, lo mismo que por la plasticidad y musicalidad de sus imágenes y recursos de la imaginación, está a un paso de ser, con su pura esencia, mundo de poesía infantil. El verso de Nazoa rehúye el retoque o artificio, para centrar su eficacia en el aliento emocional o en la imagen evocativa que retorna al tiempo en su inefable transcurrir hacia el pasado.

Nació el 17 de mayo de 1920 en el barrio popular El Guarataro en el seno de una familia humilde. Según su propio relato tuvo una “infancia pobre, pero nunca triste”, que lo obligó a ejercer diversos oficios.

(Cortesia Prensa Secretaría de Cultura)

Leave a Reply