“Pürinsipechonkai” El Principito en wayuunaiki

De la mano de la Fundación Jean-Marc Probst por El Principito, el inicio del 2017 será gratamente saludado por “Pürinsipechonkai”, homólogo en la lengua wayuunaiki de la famosa novela “El Principito”, del escritor francés Antoine de Saint-Exupéry. Que consagrará su bautizo este 26 de enero a las 5 de la tarde en el Teatro Bellas Artes.

Desde su publicación en 1943, la novela de Saint-Exupéry ha sido alabada en todas partes del mundo y perfilada como uno de los grandes clásicos literarios del género novela infantil. En consecuencia, la fundación, creada en Lausana (Suiza) en 2013, se ha dedicado a la promoción, conservación y mantenimiento de la mayor colección de libros de “El Principito”, además de colaborar y patrocinar la publicación de nuevas traducciones que enriquezcan el amplio repertorio conformado aproximadamente por 10.000 ejemplares del libro en más de 90 idiomas.

Milagros Rosales, representante de la fundación en Venezuela, propuso a Jean-Marc Probst aumentar la colección con una versión que los más de 500.000 hablantes wayuunaiki del país pudieran leer y comprender, “¿Cuántos clásicos de la literatura podrían llegar a la comunidad wayúu si se trabajara activamente en su traducción? Nuestro país es tan rico que posee varias lenguas, hay pemón, warao, añú, yanomami”, expresó Rosales.

El proceso de traducción inició en agosto de 2016, tomó aproximadamente siete meses y combinó el trabajo en equipo de los traductores venezolanos José “Pipo” Álvarez,  lingüista y docente jubilado de la Facultad Experimental de Ciencias, Edixa Montiel, coordinadora de estudios socioantropológicos de la Dirección de Cultura de la Universidad del Zulia, José Ángel Fernández, sociólogo y coordinador del Departamento Socio-Antropológico de la Biblioteca Pública del Zulia “María Calcaño” y la lingüista colombiana Alicia Dorado. “En el wayuunaiki no todo está escrito, por eso los traductores están integrados por dos nacionalidades, de modo que el hablante que lo lea, ya sea de Colombia o de Venezuela,  lo entienda tranquilamente”, acotó Rosales.

José Ángel Fernández, subrayó la consistencia idiomática que debía existir durante la traducción, y que consumó una serie de lecturas compartidas donde los traductores leían las traducciones de sus compañeros y consagraban la correcta comprensión de la lengua wayúu; “Teníamos que leer nuestros textos, probar cómo se oía, cómo lo escucharía y leería la persona”, resaltó Fernández y calificó de formidable al equipo de trabajo , con lo que además agradeció haber participado en este proyecto, “soy sociólogo y antropólogo, pero con este pasaje me convertí en un filósofo, un zorro, me apropié de los personajes… La calidad humana e infantil de los mensajes que se transmiten en el libro me hicieron olvidar el contexto de crisis que estamos viviendo”. Afirmó Fernández.

Este proyecto ya materializado aguarda esperanzas de futuras publicaciones que ayuden a expandir el mensaje plasmado en las páginas del aviador; “esta iniciativa entiende la importancia de la lengua wayuunaiki por la cantidad de hablantes, no obstante, se le planteó a Probst la traducción al pemón porque en el país hay un promedio de 25.000 hablantes” manifestó Rosales.

Se publicaron 2.200 ejemplares en esta primera edición, de los cuales 300 se destinarán a una reserva para autoridades e instituciones nacionales y suizas. El resto será donado a escuelas de la región zuliana que den instrucción en wayuuaiki. Asimismo, una parte se entregará al cónsul de Colombia.

La presentación formal del libro aspira una recepción de alrededor de 180 invitados entre el equipo de trabajo tras la traducción, autoridades del estado, la Alianza Francesa, la “María Calcaño”, la embajada francesa, el consulado suizo y profesores y estudiantes de la Universidad del Zulia.

 

(Cortesia Oficina de Comunicación y Relaciones Institucionales Biblioteca Pública del Zulia “María Calcaño”)

Leave a Reply